Identificarse

Identificarse

Darío y Diego

                                                                                                       Darío y Diego

Hola a todos:

Somos unos papás de gemelos con pies zambos bilaterales y nos gustaría contar nuestra experiencia.

Nuestros niños. Darío y Diego nacieron el 05/12/2002, desde la semana 16 de gestación sabíamos que tenían los pies zambos bilaterales, y aunque supuso un duro golpe para nosotros nos dispusimos a recibirlos como se merecían, como los reyes de la casa. Nacieron por cesárea en la semana 40 de gestación con un peso de 3.100Kg y 3.300Kg. Desde el nacimiento estuvieron ingresados en planta, (nosotros somos de Santander) y cuando nos dieron el alta ya salimos de allí con yesos puestos y cita para la siguiente revisión.

AI principio íbamos da 5 ó 6 días, después cada 12 ó 15, así hasta que cumplieron los cuatro meses, en este tiempo no siguieron nada "con su supuesto método Ponseti“ solo hacerlos sufrir, era una verdadera locura, lloraban sin cesar cada vez que les tocaba cambio de yesos, no podían con ello…

A partir de aquí el "ortopeda" decide que lo que no mejora empeora y que sus pies no tenían pinta de mejorar, así que lo mejor era operarles. En los quince días previos a la cirugía nos volvimos locos preguntando a diestro y siniestro por otra opción, incluso una de las veces tuve unas serias palabra con un doctor, pero lo cierto es que no logramos encontrar ninguna otra opción salvo en EEUU, y nuestra economía no podía con eso, así es que accedimos a la operación.

Fue toda una pesadilla, solo tenéis que imaginar, dos niños, cuatro pies y casi tres meses hospitalizados.

Para este punto Darío y Diego ya llevan ocho meses enyesados, les quitan los yesos, les ponen unas botitas de horma invertida y nos dan cita para la próxima revisión, dos meses después.

Cuando llegamos nos encontramos con un niño operado cuatro veces de una liberación postero-interna con alargamiento del tendón de Aquiles y el tibial posterior, lo mismo que mis gemelos, y me asusto muchísimo.

Entramos en la consulta, miran sus pies y nos dicen:

ESTÁN HACIENDO RECIDIVAS; PERO NO OS PREOCUPÉIS; LOS VOLVEMOS A OPERAR.

Y se nos quedo cara de idiotas.

Gracias a Dios encontré esta página y enseguida nos pusimos en contacto con Cristina, después con la Dra. Anna que además de ser una excelente profesional es una persona estupenda y nos animo mucho.

Nos comentó que les tendrá que hacer una transposición del tendón tibial anterior, para poder arreglar lo que les han hecho aquí, les enyeso de nuevo durante 15 días y ahora duermen con unas férulas Dennis-Browne, por cierto hasta se ponen pie con ellas.

En solo tres semanas hemos notado una gran diferencia, se nota el trabajo bien hecho.

Tenemos que volver a Barcelona en dos meses. Queremos que este testimonio sirva a los papas de otros niños con pies zambos, para que sepáis que existen otros tratamientos mucho menos agresivos y más eficaces, aquí mismo en España. La pena es que nosotros no la hubierámos encontrado antes, por eso os animamos a que os pongáis en contacto con la Dra. Anna Ey y después decidáis lo mejor para vuestros hijos que sin duda será el MÉTODO PONSETI.

Muchos besos para todos y perdonarme por la extensión pero lo he resumido lo máximo posible.


Carolina y José Manuel, Darío y Diego (05/12/2002)