Identificarse

Identificarse

Laura

                                                                                                  Laura y la Dra. Anna Ey

Nuestra hija Laura nació el día 25 de Junio del 2003 en Vigo.

En su nacimîento, Laura tenía unos PIES ZAMBOS muy severos. Éramos padres primrizos y nos llevamos un gran disgusto.

La pediatra nos dijo que tenia solución y que pasaria a verla el traumatólogo para informarnos del tratamiento. Cuando le vieron los traumatólogos nos dijeron que era un caso muy severo y que el tratamiento sería de un año aproximadamente; comenzarían a los 10 días a colocarle unos pequeños yesos hasta llevarle el pie a su sitio, y que seguramente sería necesaria la cirugía. Y sin más explicaciones nos dieren cita para colocarle el primer yeso.

Estábamos asustados, desconocíamos la causa del problema en sí, queríamos evitar la cirugía y los tarumatólogos que nos visitaron, no nos inspiraron confianza; por lo que al salir del hospital, empezamos a recabar información sobre la enfermedad (malformación) a través de Internet, de enciclopedias médicas, consultamos con otros médicos de nuestra ciudad y lo comentamos entre la gente más allegada, por si alguien conocía alguún caso.

Por casualidades de la vida "boca a boca” nos hablaron de unos padres que tenían un niño con ei mismo problema que Laura, y pensamos que sería bueno ponemos en contacto con ellos para conocer su experiencia. Así fue como conocimos a Cristina y José Ramón. Ellos nos hablaron de la Dra. ANA EY y del método Ponseti. Sólo con ver los pies de su hijo nos dimos cuenta de que estábamos en el buen camino. Esto fue el 1 de Julio, ese mismo día nos pusieron en contacto con la doctora Ey, y concertamos una cita con ella para el día 4 en Barcelona, en el hospital donde ella trabaja.

Laura solo tenía 10 días allí y nos fuimos. Cuando conocimos personalmente a Anna nos tranquilizó mucho, pues para ella era algo muy normal y en todo momento nos habló de una solución  clara, segura y sin necesidad de cirugía. Nos confirmo que se trataba de unos pies EQUINOVAROS SERVEROS y ese mismo día le colocó el primer yeso, e hicimos un planning para las siguientes citas. Pensamos que lo mejor era pasar unos días en Barcelona para que el tratamiento fuera más rápido.

El día 9 de Julio viajamos a Barcelona, y permanecimos allí durante 15 días en los que a Laura le hicieron 4 cambios de yesos, con un espacio de 4-5 días cada uno; en cada cambio se notaba una gran mejoría. Con el 5º yeso, volvimos a casa una semana .El último. yeso era el de la TENOTOMÍA, un pequeño cortecíto en el tendón de Aquiles. El 3 de Agosto viajamos de nuevo a Barcelona, le hicieron la TENOTOMÍA y le, colocaron el último yeso con el que volvimos a casa, y ésta vez fueron 3 semanas. El  20 de Agosto por fin le quitaron el último yeso y sus pies están perfectamente corregidos.
A partir de este día Laura usa unos botitas correctoras, con una barra que las separa, 23 horas al día durante 3 meses. Este tratamiento es muy importante para que no haya recidivas (que no le vuelvan al sitio); después solo las usará para dormir hasta los 3 años.